.comment-link {margin-left:.6em;}
ORBITANDO LA PALABRA
Friday, August 10, 2012
 

CRONICAS ALEVES

CUANDO EL CIELO HUANCA SE QUEDO VERDE                              

¿El cielo pudo estar de color  verde alguna vez? La sola afirmación dejaba incrédulos a los que oían contar la historia. Para ello hay que imaginar el decir constante y popular de que el cielo estaba verde.
Los taxis son todo un clan y como tal actúan, trabajan y hacen lo suyo a favor de la ciudadanía, y son una ingente cantidad, acorde con el crecimiento de Huancayo que crece a 1. metro  X hora. (si usted no lo cree atrévase a conocer el avance de las nuevas urbanizaciones  y verá como  se agiganta la ciudad a un promedio de 24 metros diarios de nuevas calles), si usted no cree en las estadísticas le doy  otro dato curioso, si los taxistas pusieran su carros en fila (uno tras otro) tendríamos una hilera desde Huancayo acercándose a la ciudad de Jauja.
                .Y qué tienen que ver los taxistas con el  cielo huanca que se quedó verde?
-          Pues ahí vamos con el relato.
Antes se hace necesario ubicar la época  -el siglo pasado-  cuando los Beatles seguían  haciendo furor, Nino Bravo cantaba (… Tiene casi veinte años y ya está… cansado de soñar… ), la voz de Flor Pucarina sonaba con fuerza en Radio Andina y el Picaflor de los Andes estrenaba su inolvidable canción ( Mi chiquitín, pedazo de cielo, mi chiquitín, rayito de luna…) Huancayo aún no entraba a su vorágine de crecimiento y los taxistas eran un clan más compacto. Los billetes que circulaban eran de 5, 10,20,50 y 100 y como los de ahora todos muy coloreaditos pero esquivos a los bolsillos como hoy y siempre. Los billetes eran:  verde los de 5, naranja los de 10, los de 20 eran un naranja plomizo, los de 50 eran azules y los de 100 eran de un azul plomizo y borrascoso como nubes de tormenta.
Los taxistas siempre en busca de clientes merodeaban todas las zonas  y con frecuencia (como ahora) cometían infracciones o no tenían  los documentos completos.
                Cuando un carro era detenido, se producía el siguiente dialogo:
-          A ver…  muéstreme todos sus documentos.
-          Acá  los tiene Señor.
-          Su Licencia de Conducir ya caducó…
-          Si pues… estoy tramitando…
-          Ya estas en falta … tendrás que caerte con algo… a ver de que color esta el cielo?
-          Azulito señor .  ( y sacaba disimuladamente sus cincuenta soles)
Otras veces el cielo estaba nublado y borrascoso (antes de una gran tormenta, de   esas que siempre han caído en nuestra ciudad ) entonces el cielo atormentado, atormentaba el bolsillo del chofer  y tenía que entregar un billete de cien con mucho pesar. Esta rutina se había hecho una costumbre, y, generalmente el clima desamparaba los bolsillos de los infractores, hasta que ocurrió el siguiente dialogo:
-          A ver  tu… ¿ corredorcito no? Estabas a más de sesenta por hora.  Muéstrame tus documentos.
-          Tengo todo Señor...  ahí tiene.
-          Hum , y los faros? Parece que no encienden?
-          Aún es de día Señor.
-          Pero tu corrías demasiado… ya… tienes que aportar … a ver  ¿de qué color está el cielo?
-          Verde Señor ( le entregó 5 soles y arranco el carro, perdiéndose a la vista)
Enterados de esta hazaña, los del clan de taxistas  decidieron que en adelante el cielo estaría siempre verde…
 


Links to this post:

Create a Link



<< Home
Orbitando la palabra./ Esta es la ruta ciertamente incierta / con usos galopantes y aleatorios / movidas al tabú de los excesos / alentadas a la vorágine / de lo prohibido. / Esta es la marcha / habitando a la palabra / en su orbita jubilar / y fecunda.

ARCHIVES
August 2005 / September 2005 / November 2005 / December 2005 / January 2006 / February 2006 / April 2006 / May 2006 / June 2006 / July 2006 / August 2006 / September 2006 / November 2006 / January 2007 / February 2007 / March 2007 / May 2007 / June 2007 / July 2007 / August 2007 / December 2007 / December 2008 / May 2012 / August 2012 / October 2012 / November 2012 / March 2013 /


Powered by Blogger